5 julio, 2013

Un hombre inigualable, para una marca legendaria. 

Soichiro Honda (1906-1991), un acérrimo defensor de la iniciativa individual, un hombre que soñó con realizar algo más que motores, sino también “cosas que sirvan a la gente”. Ese espirtiu transgesor en la sociedad nipona, convirtió a este hijo de un humilde mecánico de bicicletas en uno de los reyes del motor.

La marca que empezó su andadura en 1948, tras la II Guerra Mundial, con la Honda A-Type, su primer modelo, consiguió el reconocimiento internacional al alzarse con el campeonato mundial de Fórmula 1 en 1965. Su presencia en el mundial de motociclismo es y ha sido apabullante, siempre destacando por la fiabilidad de sus motores.

“Voy a ser el Napoleón de la mecánica”, dijo el joven apasionado por los artefactos mecánicos que había crecido en Hamamatsu y que desde entonces la Honda Motor Corporation siempre ha sido un referente en innovación técnica.

 

404 Not Found

Not Found

The requested document was not found on this server.


Web Server at filnet.es